Plazas y Parques de
Buenos Aires

Plaza LOREA

Plaza Lorea
Agronomía
Almagro
Balvanera
Barracas
Belgrano
Boedo
Caballito
Chacarita
Coghlan
Colegiales
Constitución
Flores
Floresta
La Boca
La Paternal
Liniers
Mataderos
Monserrat
Monte Castro
Nueva Pompeya
Núñez
Palermo
Parque Avellaneda
Parque Chacabuco
Parque Chas
Parque Patricios
Puerto Madero
Recoleta
Retiro
Saavedra
San Cristóbal
San Nicolás
San Telmo
Santa Rita
Vélez Sarsfield
Versalles
Villa Crespo
Villa del Parque
Villa Devoto
Villa Gral. Mitre
Villa Lugano
Villa Luro
Villa Ortúzar
Villa Pueyrredón
Villa Real
Villa Riachuelo
Villa Soldati
Villa Urquiza
Índice

Plaza Lorea: Ley Nº 6.285 del 30-9-1908.

Manifestación de los nombres con que vulgarmente se conocen las calles y plazas de esta ciudad, y su correspondencia con los que le son propios desde su traza y con los que se les ponen nuevamente, alusivos a las gloriosas acciones de su Reconquista y Defensa, conseguidos contra las armas británicas, la primera el 12 de agosto de 1806 y la segunda el 7 de julio de 1807. Buenos Ayres, 30 de junio de 1808. Dispuesto de orden del Excmo. Sr. Virrey, por el Sargento Mayor de Brigada del Real cuerpo de Ingenieros del Exército y Edecán de S. E. D. Mauricio Rodríguez de Berlanga. Impreso en Buenos Ayres en la Real Imprenta de Niños Expósitos.

Isidro Lorea fue un ebanista vizcaíno, que descolló en el área de la carpintería fabricando aberturas, mesas, sillas y particularmente molduras y retablos para la Iglesia San Ignacio y la Catedral de Buenos Aires. En 1782 compró una quinta en las afueras de la Ciudad, de 2 ha, ubicada entre Pazos (San José), Maderna (Cevallos), De las Torres (Rivadavia) y Del Cabildo (H. Yrigoyen), que se conocía como Hueco del Mercado de la Piedad. Antes de morir asesinado en la Segunda Invasión Inglesa de 1807, Lorea había donado al Gobierno, para que se construyera en el centro de dicha quinta, una plaza de 70x140 varas (61x122 metros), que sirviera de parada a las carretas que venían, tanto del sur por el Camino de las Tunas (Entre Ríos) como del oeste por la calle De Las Torres (Rivadavia), conduciendo frutos de la campaña para el abasto de la población urbana. La única condición que estableció Lorea, era que la Plaza llevara su nombre a perpetuidad, lo que concedió el Virrey Sobremonte, por Resolución del Cabildo en 1808. Hoy es la única de las 700 Plazas porteñas, que conserva su nombre original desde la época de la Colonia.

Ubicación: Av. Rivadavia, Saénz Peña y Av. de Mayo (Monserrat - Sede Comunal N° 1)

 
 
06/10/2012   12/01/2013