Plazas y Parques de
Buenos Aires

Plaza FRANCISCO SICARDI

Plaza Francisco
Sicardi
Agronomía
Almagro
Balvanera
Barracas
Belgrano
Boedo
Caballito
Chacarita
Coghlan
Colegiales
Constitución
Flores
Floresta
La Boca
La Paternal
Liniers
Mataderos
Monserrat
Monte Castro
Nueva Pompeya
Núñez
Palermo
Parque Avellaneda
Parque Chacabuco
Parque Chas
Parque Patricios
Puerto Madero
Recoleta
Retiro
Saavedra
San Cristóbal
San Nicolás
San Telmo
Santa Rita
Vélez Sarsfield
Versalles
Villa Crespo
Villa del Parque
Villa Devoto
Villa Gral. Mitre
Villa Lugano
Villa Luro
Villa Ortúzar
Villa Pueyrredón
Villa Real
Villa Riachuelo
Villa Soldati
Villa Urquiza
Índice

Plaza Francisco Sicardi: Ordenanza Nº 10.523/1957, BM Nº 10.710.

Francisco A. Sicardi (1865-1927), médico y escritor; actúa en la epidemia de cólera de 1866; jefe de sala del Hospital San Roque (hoy Ramos Mejía); autor de “Libro extraño”, “Genaro”, “La inquietud humana”, “La canción del insomnio”, ”Pérdida” y “Misericordia”.

Ubicación: Av. Varela y Balbastro del Bajo Flores entre el Hospital Piñero y el Cementerio de Flores.

Pertenece a la zona del Centro de Gestión N 5.

FRANCISCO SICARDI (1856 - 1927)

“Nací en el Once, cuando la plaza era una parada de carretas”, expresaba Francisco Anselmo Sicardi, que nació el 21 de abril de 1856 en Buenos Aires. A pesar de los problemas económicos de su familia, fue enviado en compañía de un tío a Génova, Italia, para cursar el secundario; tenía entonces 12 años. Regresó a Argentina en 1876, a los 19 años, e ingresó ese año a la Facultad de Medicina. Obtuvo su título de licenciado en Farmacia en 1880, y en 1883 el de médico con la tesis “Ptomaínas”.

Existieron en Sicardi dos personalidades, una el ilustre médico y otra, el escritor notable, influenciado por las experiencias vividas como médico. Con su aspecto muy particular y su imagen desaliñada, con su corbata corrida, atendía a sus pacientes con abnegación, como lo hizo en la epidemia de cólera, por lo que sus vecinos lo homenajearon en 1887.

Los cuatro clínicos egregios, como los llamaba Osvaldo Loudet, eran Ayerza, Güemes, Chávez y Sicardi; los tres primeros enseñaban en el “Olimpo”, que así llamaba Sicardi al hospital de Clínicas, con cierta sorna. Cuando en 1898 se creó la cuarta cátedra de Clínica Médica, Sicardi fue designado titular por concurso. En 1911 fue nombrado académico de la Academia Nacional de Medicina, y ese mismo año fue consejero en la Facultad de Medicina, cargo que abandonó en 1914 por encontrarse muy enfermo.

Envejecido precozmente, llegó a los 58 años agotado y enfermo, la arteriosclerosis lo abatió, y luego de sufrir una fractura de cuello de fémur quedó prácticamente inválido. Muerta su mujer, sus hijos emprendieron diferentes caminos. Murió en soledad, el 8 de julio de 1927 a los 71 años.

Su obra literaria más conocida fue “Libro extraño”; otros títulos fueron “Perdida”, y su último trabajo fue “Horas de revolución”. El estilo de su último libro muestra la debilidad del hombre que ya nada espera y el sosiego del que ha vivido.

 
23-10-2012 23-10-2012
23-10-2012 23-10-2012
23-10-2012 23-10-2012
23-10-2012 23-10-2012
23-10-2012 23-10-2012
23-10-2012 23-10-2012
23-10-2012 23-10-2012
 
06/10/2012   12/01/2013